Nuestra primera toma de contacto con el Parque Nacional de Aigüestortes yendo desde Espot fue a través de uno de los caminos más transitados por los montañeros y turistas con poca experiencia en senderismo, la conocida como la “ruta de l’isard”.

Es un recorrido de poco más de 1 hora de caminata de suave y prolongado ascenso con un desnivel de 260m (1.650m a 1.910m), que atraviesa diversos bosques a lo largo de la ruta. Desde los bosques de abetos, pasando por los mixtos caducifolios y finalmente por los de pinos silvestres; es una de las rutas más sencillas y verdes del Parque Nacional de Aigüestortes.

El camino discurre entre la caseta de acceso al parque, a unos kilómetros valle arriba de Espot (aparcamiento del Prat de Pierrò), y el Estany de Sant Maurici. Se trata de un recorrido muy representativo de la naturaleza catalana con varios puntos de interés y con una de las culminaciones más bellas de la cordillera pirenaica. Entre los puntos de interés pudimos observar lo que los montañeros experimentados llaman el abetal; es decir, un ejemplo de ecosistema forestal que se encuentra en la parte más baja del piso subalpino. Asimismo, el Puente del Toll de la Gorga (a unos 15 minutos de iniciar la ruta) es un punto interesante para contemplar el abetal en toda su extensión, además de las masas de pino silvestre que se extienden a lo largo de la ladera del Pinetó. Cobijada bajo un umbral rocoso se encuentra la pequeña ermita dedicada a Sant Maurici, lugar de devoción y de encuentro de los vecinos del valle de Espot, que se reúnen en este lugar dos veces al año para honrar a su patrón.

Enfrente se eleva la esbelta silueta de Els Encantats (2.747 m). Para muchos senderistas y montañeros llegar al Estany de Sant Maurici no es la culminación de una pequeña travesía; por el contrario es el principio del amplio abanico de excursiones que tienen como inicio o final el Estany de Sant Maurici.

Notas

  • La ruta es perfecta como parte de un viaje en familia
  • Época recomendada: de abril a noviembre.
  • El aparcamiento más cercano al parque, Prat de Pieró, queda en el camino entre Espot y la entrada al parque.