¿Qué tiene que ver Walter Benjamin con Portbou? Tardé varios días en saberlo. Supe que tras siete años de exilio y después de perder la nacionalidad alemana en 1939, partió de París rumbo a Lourdes en mayo de 1940. Su objetivo: reunirse con Hannah Arendt e intentar viajar a los Estados Unidos, destino de la gran mayoría de los pensadores judíos de la Escuela de Frankfurt.

Aparentemente, las primeras noticias tras su llegada a Lourdes no fueron las esperadas; el único camino para realizar su tan ansiado viaje era pedir un visado al consulado americano, partir clandestinamente a España, atravesar todo su territorio hasta Portugal y embarcar desde allí rumbo a los Estados Unidos.

Benjamin fue muy consciente de que a partir de ese momento su destino dependería de muchos factores, por lo que cada pequeña meta la tomaría como una victoria, y que el fracaso era más que una posibilidad. Había que estar preparado para ello.

Días después partió rumbo a Portvendres. Llegado a su destino supo de otro problema: la imposibilidad de pasar por la frontera francesa. Al igual que cientos de exiliados, optó por la única manera de entrar en territorio español: a través de un sendero conocido como “la ruta Lister” que llegaba hasta Portbou.

La tarde del 24 de septiembre, Lisa Fittko, Walter Benjamin, Henny Gurland y su hijo Joseph, realizaron una prospección del camino. Benjamin, muy fatigado por su frágil estado de salud, decidió pasar la noche a la intemperie y esperar al siguiente día para completar el camino. A primera hora de la tarde del 25 de septiembre consiguió alcanzar la cima y horas después bajar a Portbou.

Inmediatamente, se presentó en la comisaría de la policía española de la estación central de trenes, con el objetivo de pedir la autorización de tránsito de camino a Portugal. Se la deniegan y ordenan su deportación hacia Francia para la mañana siguiente; es decir, su entrega a las autoridades alemanas.

Esa noche, y bajo vigilancia policial, se alojó en el antiguo hotel Francia, actualmente cerrado. Benjamin, ocupó la habitación número 3, realizó varias llamadas telefónicas, escribió unas cuantas cartas y finalmente tomó una fuerte dosis de morfina que llevaba consigo desde su paso por Marsella. A la mañana siguiente, el 26 de septiembre de 1940, los empleados del hotel encontraron el cuerpo sin vida tendido en la cama. Tenía 48 años. Dos días después, fue enterrado en un nicho de alquiler con el número 563 en la zona católica del cementerio de Portbou.

Una breve nota encontrada en sus pertenencias resume su breve paso por los Pirineos:

“En una situación sin salida no tengo más opción que ponerle fin. Será en un pequeño pueblo de los Pirineos en el que nadie me conoce donde mi vida se acabará. Le ruego que transmita mis pensamientos a mi amigo Adorno y le explique la situación en la que me encontré. No me queda tiempo suficiente para escribir todas las cartas que me hubiera gustado…”.

Poco tiempo después, Hannah Arendt visitó Portbou con la intención de rendir homenaje a su amigo muerto, pero no encontró en el cementerio lápida alguna escrita con su nombre. Era lo esperado, ya que no fue sino hasta 1991 cuando se hicieron públicos los documentos oficiales que detallaban los últimos instantes de vida del filósofo alemán, las causas de su muerte y la ubicación exacta de sus restos; en una fosa común desde 1945.

Seguir la ruta urbana de las últimas 12 horas de vida de Walter Benjamin en Portbou  es una oportunidad realmente única de entender la historia y reflexionar sobre sus consecuencias; y plantearse seriamente el porqué en el siglo XXI continúan habiendo casos en que la raza, el credo o el color de la piel determinan el destino de un ser humano.

LA RUTA

El ayuntamiento de Portbou acoge gratuitamente a los visitantes y distribuye información a las personas interesadas en seguir las dos rutas existentes:

La ruta urbana, que está señalizada y tiene 5 puntos importantes en su recorrido;

La ruta transfronteriza, tiene una longitud de 7 km; va desde Banyuls (Francia) a Portbou (España) y está muy bien señalizada.

CÓMO IR

Servicio diario de autobuses: www.sarfa.com.

Trenes: www.renfe.es.

Coche: si viene de Barcelona, siga la autopista AP-7 hasta antes de llegar a France, coja la salida 4 dirección Roses, luego siga por la NII dirección a Portbou.

MÁS INFO
Puede encontrar más información en la web oficial de Portbou.